jueves, 15 de abril de 2010

La guerra explicada a los niños

por Hernán Casciari

A raíz de una espantosa confusión (que involucra un casete de chistes verdes de Jorge Corona colocado en el sitio incorrecto) mi hija de cinco años cree que el vocablo "guerra" es una mala palabra.

Desde entonces se interesa mucho por el asunto, creyéndolo clandestino. Cuando se siente rebelde, va por la calle gritando caca, culo, guerra, pis, etcétera, y, por supuesto, pone atención a los noticieros cuando enfocan el Medio Oriente.

Si me pregunta sobre la guerra, yo le explico lo básico: que es una pelea entre pueblos, que se llega a ese punto cuando es inevitable otra solución, que nadie gana, que mueren muchos inocentes, y otro montón de tópicos que se me ocurren en el momento. Es complicadísimo explicarle esas cuestiones a una criatura: preferiría mil veces que se interesara por el sexo o los logaritmos, que son otros dos asuntos de los que entiendo poco. Pero no: mi hija siente curiosidad por la guerra.

Esta semana resultó especialmente ardua porque Estados Unidos y Rusia firmaron un tratado de paz en Praga; la noticia apareció en la televisión todo el día y me dejó sin argumentos para mi hija. Ella, como es lógico, me hizo muchas preguntas al respecto. Y no supe responder ninguna con certeza. Le dije que Estados Unidos prometió a varios países peligrosos que, si se deshacen de su armamento nuclear, les ofrece una oferta increíble. La oferta es la siguiente: si un día estos países peligrosos atacan a Estados Unidos con armas convencionales, ellos, Estados Unidos, responderán el ataque con armas convencionales.

Entendió poco mi hija. La verdad, yo también. ¿No es la guerra un conflicto en el que, a causa de la ira, vale todo? ¿No es la guerra, en realidad, el síntoma final de la iracundia, de la exasperación y de la necedad? Me resulta extraño que dos potenciales combatientes (dos ideas irreconciliables, dos mundos distintos) se sienten a definir el estatuto futuro de la barbarie. Un presidente le estira una birome a otro presidente y le dice:

—Si ustedes eliminan las armas nucleares y después nos atacan con armas químicas, nosotros prometemos responder solamente con ojivas teledirigidas.

Y el otro firma el papel, se dan la mano, y sale cada uno para su país, a festejar la firma del nuevo reglamento. Y después los periodistas informan que se ha efectuado un tratado de paz, o una componenda sobre el desarme.

¡Es complicado explicarle eso a una hija pequeña, sobre todo cuando antes se le ha dicho que la guerra es un instante de desenfreno y de calentura! ¿Dónde está la incontinencia, si los protagonistas del conflicto pactan el número límite de ojivas que pueden poner en sus fronteras? ¿Dónde la desesperación, si los actores de la guerra usan frases como "en caso de violarse ese balance en detrimento de un país, éste estará en el derecho de abandonar el proceso de desarme"? ¡Parece una tarjeta del TEG, parece que estuvieran jugando!

No. No sé explicarle la guerra a mi hija. Pero encontré, esta semana, un modo de explicarle la paz. Ojalá a ustedes les sirva también para sus hijos pequeños. Es así: ´Paz´, femenino, dícese de los quince minutos de descanso en donde los enemigos ajustan los detalles para el próximo conflicto.

Fuente: <=Clic

6 comentarios:

KAID dijo...

si no fuera un tema tan angustiante, esta sería una reflexión para sonreír. Pero es cruelmente cierta.

María Rosa dijo...

Muy bueno. No sé si decir trágico, triste o irónico. Pero qué difícil hablar de guerra y paz. Y cuánto más, tratar de que los niños entiendan. Y hoy, como ayer... vemos desconcertados cuántas guerras azotan nuestra doliente humanidad. Por territorios, por fanatismos religiosos. Por diferencias de razas...
Niños mutilados, familias deshechas. Jóvenes destruídos psíquica y moralmente. Cuáles son y han sido las motivaciones? PODER, SOBERBIA, FANATISMO, INTOLERANCIA?
Tan lejos y a la vez tan cerca del Génesis. Abel y Caín. Y me sumo humildemente a tu artículo -genial- y clamo por un BASTA A LA GUERRA, sí a la PAZ. Ninguna guerra es justa. Es el juego del todos pierden, nadie gana. Y que prevalezca en nosotros la regla de oro de todas las religiones "Ama a tu prójimo como a ti mismo". Cordial saludo para ti amigo y gracias. Lo divulgaré.

Paloma C. dijo...

¿Como voy, yo, a explicar la guerra a un niño, si yo misma no la entiendo? no puedo explicar algo que no tengo claro, no entiendo, no comprendo, no comparto... pero la frase que mas dura me ha parecido es:
'Paz', femenino, dícese de los quince minutos de descanso en donde los enemigos ajustan los detalles para el próximo conflicto.
Tan sutil es la paz? me gustaria un mundo utópico, que en estos momentos es imposible, todos son buenos, ninguno es el malo y todos pelean por... ni lo se, o quizas si, el poder.

Me puse seria...

Luis Quijote dijo...

Gracias por pasar y comentar.
===============================
No puedo concebir que lavado de cerebro tiene un soldado que INVADE un país ajeno y tilda de "terrorista" a quien defiende su patria, su tierra, sus costumbres, su independencia...
Y aunque luego verifique que fue enviado para que sus mandantes se enriquezcan robando y devastando, y él fue un idiota útil, persevere en su comportamiento y no reflexione sobre los que se expresa en
Algo personal <=Clic.
(La gesticulación de la cháchara final, es genial).

Fanny Ethel Encina dijo...

La guerra es algo que me bloquea y me anula la opinión. Solo puedo llorar, porque la angustia es muy grande

Anahí M. LLanes. dijo...

No concuerdo del todo con la letra, pero se nota que fue escrita en una situación idéntica a la de ese buen hombre. La música es espectacular. Saludos.

-----------------------------------

¿QUÉ PUEDO DECIR? - Ska-P


¿Por qué en el mundo hay tanto dolor?
¿Por qué se hacen las guerras?
¿Por qué se siembra el miedo?
¿Por qué violamos a la Madre Tierra?

¿Por qué se mata en nombre de Dios?
¿Quién inventó las banderas?
¿Por qué agonizan personas
pidiendo auxilio en nuestras fronteras?

¡Qué puedo decir! ¡qué voy a decir!
no quiero hacerle daño, tengo que mentir
¡Qué puedo decir! ¡qué voy a decir!
sino tengo palabras, tengo que mentir

¿Por qué me cuentan que existe un dios
tan poderoso y perfecto?
¿Por qué creó el sufrimiento
y a tanto inocente condena al infierno?

¿Por qué me hablas de amor y paz?
si el mundo es un vertedero
La paz muere con el odio
y del amor es dueño el dinero

¡Qué puedo decir! ¡qué voy a decir!...

DESPERTAR, Y VER TU CARITA REIR
SENTIR LO QUE NUNCA PUDE SENTIR, ES TU LUZ

En ti pongo mi esperanza, semilla de nuestra sangre
mi amor, mi niña, mi vida, ver tu sonrisa es un soplo de aire
El futuro es una canción, te canto a ti, compañero
tienen que ver nuestros hijos que el mundo tiene que tener remedio

¡Qué puedo decir! ¡qué voy a decir! no quiero hacerle daño...

DESPERTAR, Y VER TU CARITA REIR
SENTIR LO QUE NUNCA PUDE SENTIR, ES TU LUZ