lunes, 2 de julio de 2012

La prostitución es un trabajo

La clandestinidad es el caldo de cultivo para que existan proxenetas, tratantes de personas y explotadores sexuales de niños y niñas, y así lo entiende AMMAR (Asociación de Mujeres Meretrices de Argentina).

“Si no separamos trata de trabajo sexual, se clandestiniza más nuestro laburo y se lo deja más vulnerable al proxenetismo.”
“Si se dejan de publicar avisos en los diarios o se cierran whiskerías da la sensación de que se lucha contra la trata, pero en realidad se empeora la situación: se nos margina más y se debilita el vínculo del sindicato con las chicas, porque no sabemos donde están.”

“En general no se percibe la diferencia entre explotación y esclavitud. Muchas compañeras son víctimas de la explotación, cuando los proxenetas se quedan con más de la mitad de lo que recaudan. Pero las que trabajan de manera autónoma también son explotadas por las distintas divisiones de la policía que pasan semanalmente a buscar una comisión a cambio de dejarlas trabajar.”
“Hoy ya no es la policía –dice Díaz–. Viene toxicomanía, la brigada, cualquiera viene y te extorsiona. Así trabajes sola, en vez de un proxeneta tenés diez.”


“Cuando se habla del aborto, las feministas piden que nadie decida sobre sus cuerpos.
Pero cuando yo decido trabajar con mis genitales, ellas quieren decidir sobre su cuerpo y el mío. Y me dicen que mi decisión no vale.”

El debate que enfrentan las trabajadoras sexuales recorre la idea de que las mujeres, en general, no deciden voluntariamente ese trabajo.

Somos unas 80 mil trabajadoras sexuales en todo el país, ¿ninguna decide?
O, en todo caso, ¿los cartoneros sí son libres de decidir trabajar de eso?

Fuente: Proponen una ley que considere la prostitución como un trabajo
Textos relacionados:
La marcha de las prostitutas
Ammar advierte por violencia en los allanamientos en prostíbulos
Proponen cerrar cabarets en Santa Fe para luchar contra la trata de personas
“El delito de trata no se resuelve con el cierre de los cabarets”
Cuando el procedimiento es improcedente
El planteo cobra mayor relevancia si se entiende que muchas no tienen conocimientos (o ganas) para hacer otra tarea.
La página de AMMAR puede verse acá.

14 comentarios:

Hilda Mendoza dijo...

Muy buena la nota.
Queda refutada la opinión de un amigo "nadie elige ser prostituta".
Me había dejado dubitativa.
Si se puede "vender" brazos, razonamiento, imagen... ¿por qué no se va a poder vender el sexo?
"Porque te lo marcan antes que decidas" me había contestado... Casi me había convencido... Pero me queda la duda: ¿se elige con libertad desde una actitud adulta? ¿o la frase de mi amigo es así?
Me interesa lo de la libertad en la elección ya que no tengo prejuicios con los trabajos.
Sí, lo considero trabajo de riesgo. Hay diferencias físicas entre hombres y mujeres. Una trabajadora sexual está expuesta y es vulnerable.

Luis Quijote dijo...

Envié un correo a la página de AMMAR diciendo:
"Hubiera querido dejarles un comentario pero, o no es posible o no lo encontré.
En La prostitución es un trabajo les "afané" un dibujo.
Los mejores augurios."


Su respuesta fué:
"gracias! si hoy salio esa nota en Tiempo argentino

un abrazo!

Luis Quijote dijo...

Cierto, Hilda. Creo que se "elige" dentro de las posibilidades de cada uno.
Un cartonero no puede elegir ser gerente de una empresa; hace lo que le resulta posible.
Es un trabajo de riesgo como tantos otros, pero al obligarlas a practicarlo clandestínamente se exponen más.
Si trabajaran en salones y tuvieran cuartos internos otra sería la cosa.
No lo regularizan porque hay intereses (coimas) que, algunos, no se quieren perder.
Los viejos prostíbulos autorizados del sur argentino (Chubut y Santa Cruz, allá por 1970), tenían custodia estatal.

Anónimo dijo...

la mina de la foto es lo mas

Anónimo dijo...

por convatir la prostitusion los pendejos son putos

Anónimo dijo...

Es el negocio más viejo del mundo. Los coimeros no lo quieren reconocer.

Rucio dijo...

Hace unos días un amigo me hacía el mismo planteo que trasladás acá en relación al cierre de prostíbulos en Paraná (y en todo Entre Ríos).
Otra vez (como en el caso de la violencia familiar) la perspectiva de género aporta, pero no aborda un problema desde todos los ángulos posibles y necesarios, y por ende, no ofrece soluciones integrales.

Adela K dijo...

Si o no,según las circunstancias,a veces no hay otra opción. Beso.

Leon dijo...

Me parece muy importante la diferenciacion que hacen en la nota entre trata y prostitución. La trata de personas es algo realmente aberrante, y merece las máximas penas, hasta yo sería extremista en lo que propondría, porque no se puede privar a alguien de su libertad y esclavizarlo de tal manera.
Pero he consumido muchas veces los servicios de las prostitutas en mis tiempos de soltería, hoy no lo hago pues mi mujer si me descubre me mataria, jaja.
Pero hablando seriamente las prostitutas cumplen una función social muy importante en la sociedad. Esto es así desde tiempos inmemoriales. Hasta en la sagrada Biblia está plasmado este oficio. Me parece muy hipócrita perseguir tal actividad. Respeto mucho a las prostitutas de bien (son el 99% de las que he conocido, en mi caso).
Se que muchas chicas o mujeres lo hacen por vocación, y como un sustento económico. Lo que sí me parece una aberracion es la trata de mujeres. Me molestó enterarme de eso, pero hay muchas prostitutas de mediana edad para arriba que uno puede estar seguro de que lo hacen por voluntad propia.
Espero que reglamenten la actividad con todos los controles legales pertinentes. Es la única forma de dar seguridad a las chicas que trabajan, que como seres humanos trabajadoras se merecen el mayor respeto, y a los clientes. En todo sentido, salubridad, profilaxis, higiene, libreta sanitaria, condiciones laborales dignas, seguridad, no esclavitud, no ilegalidad ni secuestro de chicas. Y para los clientes también serían validas las mismas garantías.
Creo que uno de los factores que más hace fuerza para que la profesión no se legalice ni reglamente es todo ese mecanismo que vive gracias a que esto sea ilegal. Por lo visto ese mecanismo aparenta llegar hasta los legisladores, porque si no se decidirían y harían una ley que reglamente la actividad.
Espero que esto pueda lograrse lo más pronto posible.

Luis Quijote dijo...

Gracias por comentar, Leon.
Hay chicas que lo hacen porque les agrada -y otras que lo prefieren a otro trabajo- que tiene DERECHO a no ser perseguidas.
Las coimas con que las extorsionan son intereses creados con bajeza moral.
Es paralelo con el cartonero es claro y no todos pueden trabajar en algo agradable.
Abrazos a todos.

Hilda Mendoza dijo...

Hola, el otro día fui a ver la película Nina. Hubo debate posterior coordinado por gente de "La casa del encuentro".
La peli, se centra en la trata de niñas. Toma dos casos relacionados entre sí y hace un pequeño recorrido desde la "elección" hasta la prostitución de esas menores.
En el debate consideraron que en la prostitución, no hay elección posible. Hay diferentes tipos de presiones que llevan a eso. Que no es un trabajo y, plantean el por qué fue "la actividad más antigua del mundo"... Casualmente, ¿casualmente? actividad de mujeres (ya que la prostitución masculina se desarrolló mucho más tarde).
Sigo pensando que hay mujeres que eligen. Las hay ya preparadas, incluso egresadas de estudios superiores... es decir que podrían elegir otra actividad.
También se habló de la importancia de la legislación y de la existencia de una ley nacional. Proponen la penalización del consumo, tal vez con trabajo solidario.
Comentaron también la importancia de la denuncia, que NO hay que esperar 48 horas y DEBE ser por desaparición y no por averiguación de paradero (ya que la primera opción cuenta con leyes nacionales y la segunda es por jurisdicción)
Dejo los datos extraídos del volante que nos dieron (Es atención sin aranceles)
La Casa del Encuentro CAOPI (centro de Asistencia Orientación y Prevención Integral en Violencia Sexista y Trata de Personas)
Rivadavia 3917 CABA 49822550

Luis Quijote dijo...

Gracias por el aporte, Hilda.

Cliente X dijo...

Hay un aspecto que me llama poderosamente la atención. En contra del discurso oficial, las trabajadoras sexuales no sólo afirman ejercer la prostitución voluntariamente sino que además suelen denunciar de manera reiterada la existencia de abusos, extorsiones y coacciones por parte de las propias autoridades que dicen "protegerlas".

¿Crees que todo ese discursito sobre la trata conjuntamente con la supuesta defensa de la "dignidad" de las mujeres y negación de la voluntariedad de la prostitución podría ser una estrategia para mantener en la alegalidad a las prostitutas, con la falta de derechos y desprotección jurídica que implica?

Luis Quijote dijo...

Estimo que es así, lamentablemente, Cliente X.